jueves, 23 de julio de 2015

Día de arcoiris #1 Fragmento romanticón.

Jelo heberibadi!!!! He aquí la segunda entrada del día:
Últimamente, no sé si a causa del veraneo o qué, pero me encuentro romanticón. No, en serio, DEMASIADO ROMANTICÓN. Tanto, que hasta duele xD
Es por eso que he decidido hacer un fragmentillo-poema-relato (?) muy dulzón, y la verdad, me ha gustado el producto final que he conseguido, aunque lo que hice básicamente fue aporrear el teclado y sacar mi lado más rosa chillón.
Este fragmento es muy cursi; sí, odio a los cursis, pero soy uno xD Me ha tocado de tó en esta vida, qué le vamos a hacer. Al tajo, pues:



¿Cómo es que me calcino si aún la Muerte no me ha rozado? ¿Cómo es que me hallo en pleno Reino del Mal, en la cima más alta de los Siete Infiernos, si mis ojos no han sido testigos del mortal destello férrico de la Justa Hoz?  ¿Cómo es que resulta tan inspirador este fuego escarlata, que todo lo devora, unas llamas provocativas más agradables que la intrusión de un soplo primaveral en verano? 
Esto es una visión del lecho que Dios, caluroso anfitrión, me ha preparado con un cariño semejante a su incuestionable grandeza, como castigo por mis gozados e intencionados pecados.
¿Pero sabe Él que en este Inframundo alumbra un ángel, cuyas alas de albas plumas me acarician el malbesado rostro, y sanan las huellas que los fieles vasallos de la Providencia me han grabado en la tez?
La mágica y nívea criatura pronuncia un juramento en mis labios, y siento como si mordiera la manzana de aquel padre lejano, Adán.
Me hipnotiza con una mirada ahogada en aguas de pasión, comparada al sinuoso fuego fatuo que guía a los extraviados de los bosques en la senda recta.
Mi índice alardea con soberbia cuando recorre su curva espalda, relacionándose con la mano de Dios tras moldear los elegantes montes del Norte.

El ángel y yo nos acariciamos con la mirada de nuevo, y es ahí cuando compruebo que no me importa cuán angustioso sea el Subsuelo Ardiente, pues en sus ojos ha brillado la única recompensa que reclamo; en ellos me he envuelto con la luz de la Pureza, en ellos he visto reflejado el mismísimo Paraíso.

2 comentarios:

  1. Esta muy bonito, tampoco es tan cursi.

    ¿No has leído "Canciones para Paula"?, eso si es para vomitar (y no precisamente arcoíris).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! xD Pues yo lo veo cursi rosáceo, qué quieres que te diga xD

      Y me consta lo de Canciones para Paula, me consta... :\

      Eliminar